Control de plagas biológico

LA APARICIÓN DE LAS PLAGAS

Desde tiempos inmemoriales los ecosistemas naturales mantienen un frágil equilibrio basado en un reparto equitativo entre depredadores y presas. Cuando la población de una especie crece excesivamente poniendo en peligro el resto del ecosistema, otra especie se encarga de estabilizar dicha población mediante su predación. Este autocontrol sigue vigente en muchos ecosistemas actuales.

Pero cuando el depredador -el hombre en este caso- no tiene en cuenta mantener vivo este equilibrio y depreda de forma incontrolada haciendo desaparecer o reduciendo mucho las poblaciones de algunas especies, se produce un desajuste y ciertas especies empiezan a predominar por encima de otras. Cuando esta sobrepoblación perjudica directamente al hombre la llamamos plaga.

La destrucción y/o trasformación de los ecosistemas suele provocar la desaparición de muchas especies de aves, mamíferos, insectos y otros grupos de depredadores y presas que antes mantenían un equilibrio natural. Las plagas suelen aparecer cuando el equilibrio se ha roto a favor de la presa, es decir, que han disminuido o desaparecido sus principales depredadores.

Para volver a este equilibrio debemos intentar recuperar el estado inicial del ecosistema, potenciando la presencia de los depredadores naturales de la plaga existente.

EL CONTROL DE PLAGAS BIOLÓGICO

Campos de cultivo y huertas

La transformación de un ecosistema existente en un campo de cultivo intensivo o en una huerta debe hacerse teniendo en cuenta la fauna y flora existente, la cual es la causante de mantener el equilibrio. No siempre es así y aparecen las plagas, siendo un serio problema para los agricultores pues su control conlleva un elevado coste económico debido a la aplicación de numerosos productos fitosanitarios.

Normalmente, tanto los campos de cultivo, como viñedos y huertas constituyen un medio muy pobre para los vertebrados (posibles depredadores de la plaga) debido a:

  • La insuficiencia de lugares de reproducción, cavidades sobretodo.
  • La escasez de presas debido al nefasto impacto de los productos fitosanitarios que contaminan la cadena alimentaria.

Para mejorarlos se debe trabajar en torno a diferentes formas de enriquecimiento del entorno inmediato del cultivo. Una de ellas sería favorecer la presencia de cavidades para potenciar el aumento de la densidad de las poblaciones de aves nidificantes, murciélagos y algunos insectos. El papel de los pájaros insectívoros, de las rapaces, de los murciélagos y de algunos insectos en la lucha contra las plagas es desconocido y subestimado, pero muy efectivo, por ello nosotros apostamos por la colocación de cajas nido, pues creemos que son indispensables para aumentar la población de depredadores naturales ayudando a regenerar el equilibrio natural.

La función de las aves, murciélagos e insectos en el control biológico de plagas

Si examinamos el régimen alimentario de los pájaros y murciélagos nos daremos cuenta de su importancia en el control de los enemigos naturales de los cultivos. Por ejemplo los carboneros se alimentan de:

  • En los bosques mediterráneos de la lagarta peluda (Lymantria dispar) y la piral de la encina (Tortrix viridana).
  • En los frutales de muchos gusanos como la oruga del manzano (Cydia pomonella) y otros.
  • En los jardines y huertos, de pulgones como por ejemplo el del manzano (Eriosoma lanigerum) y muchos más.
  • En pinares, de la procesionaria (Thaumetopoea pityocampa).
  • En plantaciones de maíz, del gusano blanco y orugas cortadoras.
  • Etc.

Ahora bien, la densidad natural de los carboneros en zonas cultivadas es muy baja (1 pareja / 10 ha), mientras que puede llegar a ser de entre 15 a 20 parejas/10ha allí donde no falten sitios de reproducción (en los encinares por ejemplo).

Otras especies de aves a tener en cuenta en la lucha ecológica contra plagas son las pequeñas rapaces nocturnas y diurnas que se alimentan de roedores e insectos tipo saltamontes, grillos, ratones y topillos. Por ejemplo los cernícalos, los mochuelos, las lechuzas e incluso las grajillas. Un ejemplo de control biológico del topillo campesino con la ayuda de cajas nido para cernícalo y lechuza lo podemos encontrar en el trabajo de la ONG Grefa.

Los murciélagos, insaciables cazadores de insectos nocturnos, tienen una actividad crepuscular que coincide exactamente con la máxima actividad de las mariposas dañinas tales como la carpocapsa (Cydia pomonella) y la oruga oriental (Cydia molesta). Realizan ente el 60 y el 80% de sus capturas en las 2 primeras horas de la noche. Un solo murciélago puede comer más de 3.000 insectos, o sea, una colonia de una cincuentena de murciélagos puede devorar en un verano unos 15kg. de insectos.

Finalmente debemos destacar el efecto beneficioso que se consigue con algunos insectos. En primer lugar están los polinizadores, cuya presencia es muy fácil de provocar con nidos de distintos tipos. En segundo lugar están los insectos depredadores de pulgones y otras plagas. En los dos casos son denominados “fauna auxiliar” o “insectos beneficiosos”.

Entre los insectos depredadores cabe destacar la larva de la mariquita, insaciable comedora de pulgones, y ácaros que depredan a otros ácaros perjudiciales.

LAS CAJAS NIDO COMO ELEMENTO CONTROLADOR DE PLAGAS

Para todos los animales que nos pueden ayudar en el control de las plagas existe una caja nido. Éstas, permiten recrear, allí donde sea necesario, las condiciones de hábitat y de reproducción favorables para las especies útiles para los cultivos. La colocación de estos nidos permite aumentar la densidad por hectárea de las poblaciones nidificantes y, por tanto, aumentar la predación sobre el sujeto plaga. Su instalación y mantenimiento son fáciles. Solamente es necesario retirar, en invierno, los restos del nido de la estación anterior.

Disponemos de cajas nido para:

  • Aves insectívoras (carboneros y herrerillos son los más usuales).
  • Murciélagos (cajas nido y refugios, tanto para bosque como para zonas urbanas).
  • Insectos: refugios para mariquitas, bloques para albergar himenópteros, etc.

Si fuera de su interés utilizar este método de control de plagas, le podemos ofrecer asesoramiento gratuito sobre que cajas nido serían las más adecuadas en su caso, densidad necesaria, colocación, seguimiento, etc. así como diseñarle un presupuesto a medida de sus necesidades.

No dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderle.

¡Compártelo!

2 pensamientos en “Control de plagas biológico

  1. Jesus Cano Sanz

    Soy jardinero y necesito información para jardín y huerto con árboles frutales para tratmaientos ecológicos de insecticidas y fungicidas

    Responder
    1. Ecotenda

      Hola. Estaremos encantados de poder ayudarte, nos puedes localizar en el 665638677 o bien danos tu teléfono y te llamamos.
      Un saludo

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *