• Pack
Pack tratamiento de invierno para frutales (fungicida+insecticida)

Pack tratamiento de invierno para frutales (fungicida+insecticida)

En stock
A07657
15,00 €

En lugar de 16,00 €

Impuestos incluidos

Con una aplicación a caída de hojas, otra tras la poda y una última con el hinchado de las yemas, este pack protegerá sus árboles frutales durante todo el invierno lo que incrementará notablemente las posibilidades de disfrutar de una cosecha limpia y saludable.

Contenido del pack:

  • 1 envase de 500ml de Belproil-A (aceite insecticida).
  • 3 sobres monodosis del fungicida Cobreline (oxicloruro de cobre).

Este pack está pensado para las tres aplicaciones con una mochila de 15 litros, de la siguiente forma:

  • 1r tratamiento al 50% de la caída de las hojas: usar solo 1 sobre de Cobreline.
  • 2º tratamiento después de la poda: 250ml de Belproil-A + 1 sobre de Cobreline
  • 3r tratamiento en hinchado de yemasl: 250ml de Belproil-A + 1 sobre de Cobreline

Autorizados para jardinería doméstica y su uso en agricultura ecológica.

Este pack contiene

Solo para clientes registrados: al comprar este producto obtendrás 15 bio puntos. Tu cesta de la compra acumulará 15 bio puntos que podrás convertir en un cupón descuento de 0,15 €.


 


La llegada del otoño y, con él, la caída de la hoja en los cultivos de árboles frutales obligan, de forma excepcional, a proteger el cultivo de la presencia de hongos, bacterias y otras formas invernantes de insectos que puedan provocar un debilitamiento en su normal desarrollo. Por ejemplo, la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía indica, a través de su Red de Alerta e Información Fitosanitaria, que el actual es el momento adecuado para comenzar esa protección, con un primer tratamiento al 50% de la caída de la hoja para frutales de pepita y al 75% para los de hueso, empleando para ello productos fitosanitarios autorizados, como el cobre. Este tratamiento es muy eficaz especialmente para hongos como el de la lepra (Taphina deformans), el cribado (Clasterosporium carpophilum), monilia, etcétera, pues cicatriza las heridas dejadas en la inserción de la hoja caída.

El departamento andaluz dispone que el segundo tratamiento se realice al 100% de la caída de la hoja y una vez realizada la poda, sirviendo además este para proteger todas las heridas causadas por los efectos de la tala de ramas. De nuevo se hace necesario emplear un fungicida autorizado y mezclado, en este caso, con aceite de parafina con la finalidad de combatir los huevos y las larvas de insectos que invernan en el cultivo para provocar así su asfixia, como el llamado piojo de San José (Quadraspidiotus perniciosus), perforadores de troncos y ramas como Zeucera pyrina, Cossus cossus u oídio (Uncinula, Erysiphe, Sphaerotheca). Tras la poda, y como medida profiláctica, desde la RAIF ponen el foco en la importancia de eliminar las ramas que hayan tenido presencia de estas plagas y realizar el sellado de los cortes con un producto cicatrizante.

Al final del invierno debe realizarse un tercer tratamiento, haciéndolo coincidir con el momento de hinchado de las yemas. Se empleará, de nuevo, un producto autorizado mezclado con aceite de parafina.

Certificado ecológico:
Si
23 Artículos
Nuevo

Sea el primero en hacer una consulta sobre este producto!


Consulta sobre el producto

*Campos Requeridos
(Leer)
Enviar

Los clientes que adquirieron este producto también compraron:

Producto agregado a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.

Esta web utiliza cookies. Clica el botón de abajo para aceptar la Política de cookies.